"Ayudamos a la ciudadanía a entender y a los políticos a hacerse entender por la ciudadanía. Así ponemos nuestro granito de arena para mejorar la democracia"

Entrevista a Manuel Rodríguez Morillo, Millennial y politólogo en defensa de la Democracia 

1990
Politólogo y licenciado en Derecho
Cofundador de Cámara Cívica, web de divulgación política
Si tuvieras que definir la comunicación en una palabra, ¿cuál sería?

Lenguaje. Iba a decir “palabra”, pero se comunica con lo que se dice y con lo que no se dice. Por no hablar de nuestro lenguaje corporal y mucho más. El lenguaje es lo que nos hace humanos.

Ante el “desorden” que hay en la política española desde las últimas elecciones, ¿consideras que, tanto los medios de comunicación como los gabinetes de los diferentes partidos, están transmitiendo la información de la mejor manera?

Partidos y medios se han dado cuenta por fin que la ciudadanía ha cambiado. Nos hemos dado cuenta de que las decisiones políticas nos afectan y eso hace que busquemos estar más informados y seamos más exigentes. Por eso han reaccionado de varias formas: una ampliando los canales, como pueden ser las redes sociales, las webs interactivas, páginas de transparencia… y por otro lado también cambiando el fondo. Esto en Cámara Cívica siempre nos ha interesado: usar elementos del imaginario colectivo para captar la atención de la gente. Cuando hace unos años hablábamos de meter elementos de series y películas en el mensaje nos miraban como marcianos. Sin embargo hoy vemos cómo Izquierda Unida hace un paralelismo en su confluencia con Podemos con la de los salvajes y Jon Nieve en Juego de Tronos. Este cambio en la comunicación permite movilizar a parte de la población desencantada. Los políticos ya no solo hablan el “lenguaje de los políticos”.

Eres cofundador y parte de Cámara Cívica ¿con qué motivación se crea y de dónde viene la idea?

Estudiando Ciencias Políticas en la facultad nos dimos cuenta de que hay fenómenos políticos que nos afectan en nuestra vida diaria (decisiones de un juez, de una alcaldesa, una directiva europea…) difíciles de comprender o que no se explican sosegadamente en los medios de comunicación. En las universidades sí se analizan pero en un lenguaje a menudo difícil para la mayoría. Por eso creíamos necesaria la labor de hacer de “traductor” y divulgar conceptos políticos en un lenguaje cercano y, por qué no, entretenido. Con el tiempo no solo acercamos el conocimiento de la política a la ciudadanía para empoderarla, sino que también asesoramos y formamos a políticos para que se hagan entender y aprendan a comunicar de forma más eficaz. Ayudamos a la ciudadanía a entender y a los políticos a hacerse entender por la ciudadanía. Así ponemos nuestro granito de arena para mejorar la democracia.

La web de Cámara Cívica os define como un grupo con valores y una posición muy clara, ¿crees que es posible informar y divulgar sobre política sin que la ideología personal del comunicador quede a la vista, de una forma más o menos objetiva?

Nosotros no creemos en la objetividad porque nuestras propias opiniones siempre suponen un sesgo. En lugar de eso, las ponemos sobre la mesa: nosotros defendemos la democracia, los Derechos Humanos y los valores democráticos (libertad, igualdad, justicia, tolerancia y solidaridad). Nos han criticado por oponernos abiertamente a discursos políticos racistas, homófobos o a la Ley Mordaza porque se supone que debemos ser “imparciales”. Nosotros no engañamos a nadie: si Cámara Cívica existe para mejorar la democracia, vamos a usar nuestras herramientas para combatir posturas antidemocráticas.

Manuel Rodríguez y Pedro Nicolás Martínez, también Licenciado en Derecho y Ciencias Políticas y cofundador de Cámara Cívica, durante uno de sus cursos en la Escuela de Economía Social de Andalucía. 

Para explicar conceptos de la rama política usáis muchas veces series y películas. ¿Está la realidad superando la ficción?

En muchos casos sí. Además, lo que está ocurriendo ahora es que la comunicación en red y las nuevas tecnologías nos están permitiendo conocer estos hechos y compartirlos instantáneamente con el resto del mundo, muchas veces sin filtros ni sesgos de medios de comunicación o agencias de inteligencia. Por ejemplo, eventos como el Caso Snowden dejan cualquier película de conspiraciones en pañales.

Lo que está ocurriendo por primera vez es que realidad y ficción se están “solapando”. El mejor ejemplo es House of Cards: La cuarta temporada muestra las primarias en Estados Unidos, que se están dando también en la realidad. Además por Twitter Frank Underwood (presidente de ficción) habla con Obama (presidente real) e interviene en las elecciones españolas o argentinas.

¿Qué personajes del panorama político actual consideras que son más efectivos a la hora de comunicar?

Fíjate, alguien que me ha sorprendido últimamente es Pablo Echenique. Desde que es Secretario de Organización de Podemos aparece más en los medios y me he dado cuenta de que hila argumentos de forma muy fina, razonando todo de forma comprensible. En cuanto a los principales líderes, cada político tiene puntos fuertes. Pedro Sánchez capta la atención rápidamente y tiene una voz radiofónica. Albert Rivera se formó en debate de competición así que suele estructurar lo que dice y habla con seguridad. Pablo Iglesias es un gran conocedor de los medios, sabe cómo colocar un titular cada tres frases en su discurso. Alberto Garzón dispara argumentos como una ametralladora sin perder la compostura. Mariano Rajoy… nos regala momentos muy divertidos.

Cualquiera de ellos tiene hoy perfiles en social media, ¿crees que las redes sociales desvirtúan los mensajes políticos o que el mensaje se diluye en la red?

En mi opinión las redes sociales no crean problemas nuevos sino que amplifican los antiguos. Los titulares de los medios o los soundbytes simplifican cualquier razonamiento. Los tuits igual. La hemeroteca puede mostrar tu opinión de hace años, un tuit antiguo puede erosionar tu credibilidad…. y así todo. Lo bueno es que las posibilidades de informarse y formar tu opinión han crecido muchísimo. Y por encima de todo, acerca a los políticos y te permite dialogar con ellos… aunque siempre haya quien trollee, igual que antiguamente tiraban tomates.

Además de dedicar tiempo a Cámara Cívica, estás estudiando el Máster en Liderazgo Político y Social, ¿hay otras acciones de comunicación en las que también participes?

Con el máster he podido realizar un informe sobre las redes sociales del Ayuntamiento de Getafe. También gestiono varias redes sociales corporativas. Aparte siempre que me invitan a moderar un evento, ser juez en un torneo de oratoria o ayudar en alguna causa intento aportar lo que sé.

Nos consta que has tenido contacto con diferentes formatos, radio, tertulias, prensa online, etc…¿Qué te ha resultado más complicado? ¿Cuál es el medio que más se resiste a la política?

Personalmente me cuesta ponerme frente a una cámara. En radio puedes estar nervioso pero al fin y al cabo es una conversación en una mesa. Con una cámara apuntando a mi cara me cuesta concentrarme.

En cuanto al medio que más se resiste a la política -si suponemos que el cine es un medio porque transmite mensajes y valores- el otro día hablaba con una periodista de que hasta ahora apenas había películas que retrataran el mundo post-crisis, al menos en España. Fuera tenemos El Capital de Costa Gavras, La Gran Apuesta (The Big Short) y aún así son muy recientes. Sin embargo este mes se estrenan una película sobre Podemos y otra sobre Ada Colau (“Política: Manual de Instrucciones” y “Alcaldesa”), así que eso también está cambiando. Otro ámbito sería el deportivo, en el que solo se habla de política por los grupos ultras o por casos de corrupción. Yo creo que si se fomentaran valores democráticos y solidarios a través del fútbol con más entusiasmo sería algo muy potente.

¿Te ves capaz de hacer un pequeño pronóstico de hacia dónde se encaminan la comunicación y los medios? ¿Tienes alguna idea de qué cambios se pueden producir?

En mi opinión la comunicación va a ir encaminada a añadir valor a la información que se transmite. Los medios no van a sobrevivir si solo reproducen teletipos porque para eso puedo leerlos directamente. Por ello creo que se va a revalorizar la figura del analista, que desmenuce datos y ayude a entender. Ello siempre de manera cada vez más visual y viral, lo que también va a suponer el auge del periodismo de datos. Ya no hace falta generar información -¡hay demasiada!- sino ordenarla y hacerla fácil de procesar. Lo mismo en cuanto a la comunicación corporativa: el autobombo no sirve, la gente pide soluciones. Y si quieres comunicarte con tus públicos, tienes que darles lo que piden.

www.facebook.com/CamaraCivica

@CamaraCivica

Etiquetas: comunicación, Elecciones, divulgación , Rincon del Millennial, Millennials,, Generación del Milenio, política,, Cámara Cívica, Democracia, líderes