Cómo comunicar en Alemania: algunos retos de los medios de comunicación en el país germano

La consultoría de comunicación no puede (ni debe) aplicar las mismas estrategias en cada país. Sí, vivimos en un mundo globalizado, pero las formas de aproximarse a la información, de recibirla e interpretarla son muy diferentes. Además, cualquier comentario, acción y reacción fuera de contexto tiene (inmediatamente) su réplica en las redes sociales. Y ya podemos estar preparados si la estrategia de comunicación (no) es la adecuada; las redes harán su trabajo, tanto para bien como para mal.

Es necesario saber cómo comunicar en cada país, saber cómo aproximarnos a cada sociedad teniendo en cuenta las peculiaridades de su idioma, cultura, políticas, y todo aquello que lo hace único y diferente del resto. En el caso de Alemania Duomo Comunicación se ha aliado recientemente con Delta Communications, consultora de comunicación alemana con más de 30 años de experiencia con el objetivo de proporcionar servicios de comunicación y relaciones con los medios tanto Alemania (para las empresas españolas) como en España (para las empresas alemanas que se instalan en nuestro mercado).

Su socio director general, Rüdiger Litzba nos traslada las principales claves sobre cómo afrontar la comunicación en el país germano. “Lo primero que tiene que tener es la capacidad de escuchar. Solo si escucha atentamente y concentrado podrá identificar qué tareas y objetivos tiene el cliente y qué es lo que espera de él” afirma Litzba respecto al momento en el que se entabla la primera conversación con el cliente. Si bien este aspecto es común en todas las estrategias de comunicación desde el inicio, no es menos cierto que cada país tiene especificidades que no pueden dejarse de lado a la hora de afrontar la dinámica de la comunicación: “algunos aspectos como la protección del medio ambiente, la política económica o la protección del consumidor necesitan enfrentarse de manera diferente en cada país” explica Litzba. Por lo tanto, sólo conociendo la cultura, los condicionamientos sociales, los temas de actualidad puede afrontarse la política de comunicación de manera satisfactoria.

La implementación de las redes sociales también es un hecho en Alemania y por lo tanto la aplicación de estrategias en el ámbito digital es también una máxima que ha de tenerse en cuenta a la hora de diseñar las acciones de comunicación: “los medios de comunicación tradicionales y las redes sociales son diferentes herramientas para lograr un objetivo de comunicación al mismo tiempo que son diferentes prácticas de comunicación”, explica Litzba. Una estrategia de comunicación coordinada desde un punto de vista global, donde las redes sociales son usadas aproximadamente por el 75% de las compañías alemanas.

Los medios de comunicación alemanes han sufrido también la crisis económica, ha habido despidos, se ha reducido el número de periodistas y han desaparecido cabeceras como el Financial Times Germany. La convivencia de los soportes on y off line sigue siendo complicada y “muchas editoriales aún están viendo cómo hacerse digitales”, algo similar a lo que también está sucediendo en España. Ambos soportes, on y off, han de convivir, de hecho “los medios escritos y online se retroalimentan, los blogs forman parte de los medios online, las cadenas de televisión tienen portales online e informan mediante facebook, y las empresas tuitean”.

¿Y qué sucede con el papel? En Alemania el papel está reinventándose “se han lanzado nuevos medios en papel como el Frankfurter Allgemeine Woche que empezaran a circular pronto con unas 200.000 copias y que estará dirigido a los jóvenes habituados a la red. Pero también hay webs que se especializan en temas económicos sin tener versión en papel, como el “Deutsche WirtschaftsNachrichten/ German Economic News”. Por lo tanto, en el caso alemán no sólo se trata de la búsqueda de un modelo digital viable para los modelos actuales de las editoras, sino de “encontrar nichos de mercado que requieran una alta especialización y unos contenidos muy específicos para atraer lectores”, afirma Litzba.

Además, como apunta Litzba, “individualizar la información y que se localice de manera más intuitiva será uno de los retos de la futura adaptación del entorno analógico al digital. Un entorno en el que los medios también tendrán que combatir contra “amenazas” como las que representan los adblockers a todos los niveles”. Si los medios online seguirán siendo por tanto gratuitos o no es otra discusión que dejaremos para más adelante…

Etiquetas: comunicación, Delta Communications, Alemania