El papel del periodismo en la e-Salud

Como ya os comentamos en un post anterior, la e-Comunicación ha llegado con fuerza al sector de la salud, pero al ser un fenómeno relativamente reciente, aún existen algunas dudas sobre cómo ir ajustando los componentes de esta nueva forma de comunicación: la e-Salud

La principal pregunta que surge es: en una era en la que cada uno puede ser su propio canal de comunicación, ¿qué papel juega el periodismo en ella?, ¿qué es lo que puede aportar la profesión?

Éstas son alguna de las grandes incógnitas que se presentan en las redacciones actuales, junto con la de si es necesario un perfil de redactor especializado en e-Salud o si realmente es algo que pertenece al ámbito del periodista tecnológico y, por lo tanto, la e-Salud es simplemente una parte de las TIC (nuevas tecnologías en información y comunicación) enfocada a la salud.

Este post queremos analizar los retos que ha tenido y tendrá que afrontar el periodismo para mantenerse vivo en la e-Salud. Estos son algunos de ellos:

El medio

La e-Salud se desarrolla en el medio digital: internet, apps, wearables, etc… Y una cosa es indiscutible: no puedes tratar de escribir sobre algo si no entiendes por completo el medio en el que se desarrolla.

Es imprescindible para un periodista que se especialice en e-Salud que esté totalmente familiarizado con estas nuevas tecnologías y con el comportamiento de los usuarios ante ellas. Este es el primer reto al que el periodismo se enfrenta, a un medio en constante evolución y cambio en el que hay que renovarse constantemente para llegar a su público de forma efectiva.

La certeza de la información

En un universo tan grande como el digital donde todo el mundo puede publicar sin la menor dificultad, el reto es mantenerse como una fuente fiable en la que puedan confiar los usuarios.

Los datos de un estudio realizado por PFIZER y The Cocktail Analysis lo dejan claro: el 71% de los navegantes considera que hay demasiada información en la red sobre salud y el 43% no considera que sea información de calidad.

Por lo tanto, la meta es crear un canal de referencia en salud con la base de una información de rigor aportada por profesionales.

En este sentido los datos también son muy reveladores: el 40% opina al respecto que la información debería estar avalada por profesionales y expertos en salud.

Adaptación de los profesionales

Los mismos periodistas que antes hablaban simplemente de salud, ahora se ven obligados a hablar todo tipo de aparatos tecnológicos. Y es aquí donde el periodista debe empezar su proceso de reconversión y adaptación.

Desde el punto de vista de las redacciones de los medios de comunicación, aunque las TIC ocupan un lugar fundamental en la e-Salud, no son únicamente los periodistas especializados en tecnología los que tratan estos temas, sino que hay una colaboración necesaria con el periodista especializado en salud.

Muchas son las plataformas e-Salud que han surgido en las que médicos expertos atienden las dudas de los internautas y es ahí donde entra en juego el papel del periodista. Su labor es hacer que cada pregunta y respuesta publicadas en la plataforma sean entendibles para la famosa “señora de Cuenca”.

Pero la pregunta sigue en el aire ¿está surgiendo una rama en el periodismo que podamos denominar  periodismo tecnológico-sanitario? La respuesta está aún por contestar, pero una cosa es segura, si la profesión lo requiere, el periodismo se adaptará a todos los cambios que la sociedad en la que se desarrolla, requiera.

Etiquetas: comunicación, digital, e-comunicación, e-digital, internet, periodismo, salud