El dibujante argentino Quino entrando al Teatro Campoamor

Se acercan los Premios Princesa de Asturias

Como cada año, la Fundación Princesa de Asturias (conocida también como Fundación Príncipe de Asturias en anteriores ediciones) convoca la entrega de Premios Princesa de Asturias en la ciudad de Oviedo con el objetivo de contribuir a la exaltación y promoción de técnicas científicas, culturales, sociales y humanitarias para consolidarlas como patrimonio universal.

El premio en comunicación y humanidades está presente desde 1981 y, desde entonces, se ha otorgado tanto a personas como a grupos o instituciones cuyo trabajo representa una aportación relevante en nuestro queridísimo campo de la comunicación.

Los medios tuvieron buena y considerable presencia desde la primera década. El periódico El País se llevo el premio en 1983 por «la amplitud y capacidad interpretativa de sus informaciones y su alta calidad de sus trabajos culturales». Más adelante, el diario El Tiempo, así como El Espectador y las revistas Vuelta, Natura  y Science se llevaron su propio galardón.

Periodistas, escritores, filósofos, pensadores, fotógrafos… muchas han sido las personas y autores individuales que se han llevado el trofeo al mejor comunicador.

El primero de todos fue para María Zambrano, filósofa y ensayista con una extensa obra entre el compromiso cívico y el pensamiento poético. Ese mismo año, el ayuntamiento de Vélez-Málaga (su ciudad natal) la nombró Hija Predilecta. Umberto Ecco, una de las grandes e indiscutibles celebridades de la narrativa y semiótica se llevó el premio en el año 2000. El siguiente año le siguió el escritor y crítico francés George Steiner.

Es obvio que en los Premios Princesa de Asturias se valoran las aportaciones en función del progreso, la modernidad y la eficiencia. Por ello, tampoco ha faltado nunca el componente tecnológico en este campo. En 2008 el premio fue para el motor de búsqueda Google, mientras que en 2012 el homenajeado fue Shigeru Miyamoto, padre del videojuego moderno y creador de los populares juegos Super Mario, Donkey Kong, Zelda...

La comunicación abarca muchísimos campos y nos parece imposible prevenir quien será el próximo en recibir el galardón en esta edición. Estos tres últimos años los premios han sido respectivamente para Annie Leibovitz, fotógrafa retratista estadounidense; Joaquín Salvador Lavado Tejón, dibujante argentino más conocido como “Quino” y su cómic Mafalda; y Emilio Lledó, filósofo y emprendedor de la meditación teórica.

Así pues, parece que nos toca esperar hasta la segunda quincena de octubre para conocer el veredicto final del jurado pero sea quien sea el comunicador elegido, estamos seguros de que será una ilustre figura contemporánea de la que estaremos firmemente orgullosos. 

 

Tags: comunicación, Princesa Asturias, Premio